Qué es la abdominoplastia



Qué es la abdominoplastia, también conocida como cirugía estética abdominal, elimina el exceso de grasa y piel y, en la mayoría de los casos, restaura los músculos debilitados o separados, creando un perfil abdominal que es más suave y más firme.

Un abdomen plano y bien tonificado es algo que muchos de nosotros nos esforzamos por medio del ejercicio y control de peso. A veces, estos métodos no pueden lograr nuestros objetivos.

Incluso las personas de peso corporal por lo demás normal y proporción pueden desarrollar un abdomen que sobresale o está suelto y con flacidez. Las causas más comunes de esto incluyen:

  • Envejecimiento
  • Herencia
  • El embarazo
  • Fluctuaciones significativas en el peso

Lo que una abdominoplastia no hará

Una abdominoplastia no es un sustituto para la pérdida de peso o un programa de ejercicios adecuado.

Aunque los resultados de la abdominoplastia son técnicamente permanente, el resultado positivo se puede disminuir en gran medida por las fluctuaciones significativas en tu peso.
Por esta razón, las personas que están planeando pérdida de peso sustancial o mujeres que puedan estar considerando futuros embarazos se aconseja posponer una cirugía estética de abdomen.

Una abdominoplastia no puede eliminar estrías no correctas, aunque éstos pueden ser borradas o algo mejoradas si se encuentran en las áreas de exceso de piel que va a ser extirpadas.

¿Quién no debe considerar una cirugía de abdomen?

Si eres una mujer que pretendes o estás planeando quedarte embarazada, entonces es posible que desees posponer la cirugía estética de abdomen hasta que hayas decidido no tener más hijos.

Si estás pensando en perder mucho peso, entonces tampoco eres un buen candidato para la abdominoplastia. Esta cirugía es más bien para después de haber perdido mucho peso, tensar la piel flacida que haya podido quedar.

Una cirugía abdominal o abdominoplastia debería ser el último recurso después de haber intentado todo lo demás. No debes utilizarla como alternativa a la pérdida de peso.

Primero has de quedarte en tu peso óptimo y después, esta cirugía te ayudará a eliminar y tensar lo que no se puede arreglar con dietas y ejercicio y a tener una buena figura eliminando el exceso de piel.